lunes, enero 22, 2007

Norberto Chaves: Arte y diseño


Una de las grandes disyuntivas que hasta la fecha se pueden observar es la ambigüedad que ocasiona diferenciar las artes aplicadas del diseño como técnica de comunicación. En esta clase abordamos una lectura del diseñador argentino Norberto Chaves, quien menciona la falta de actividad teórica en el ámbito del diseño.

Algunos puntos de conflicto en la práctica y el análisis del diseño son los siguientes:
  • Inprecisión de funciones en el mercado de la comunicación.
  • Desarrollo desigual de los servicios de diseño gráfico y la dificultad para su homologación.
  • Desviación formalista en la jerarquización de los planos del programa de diseño.
  • Pragmatismo o tendencia a la respuesta no medida por un procesamiento conceptual.
  • Falta de desarrollo teórico.
  • Insuficiencia curricular en la enseñanza de la profesión.
El propio Diseño constituye ya una práctica heterogénea, una profesión plural en la que concurren variantes técnicas, metodológicas, culturales y estilísitcas.

A continuación se enlistan algunas de las deficiencias más frecuentes en los servicios de diseño gráfico:
  • La resistencia a los condicionantes del programa.
  • La unidimensionalidad del discurso.
  • La descontextualización de la pieza.
  • La baja abstracción.
  • La no discriminación de funciones.
  • La no objetivación de los lenguajes gráficos.
  • La reproducción pasiva del estilo.
  • La pobreza estilística.
  • La identificación del diseñador con la obra.
  • Empirismo y déficit disciplinar.
Para solucionar esto necesitamos un nuevo perfil del diseñador gráfico. Es precisamente en este punto de la lectura donde vemos que Norberto Chaves se acercaba a lo que después llamaríamos diseñador de información.

El diseñador es un comunicador global que debe tener dominio de lo que necesita comunicar. Es importante señalar que no es un artista por lo que el estilo viene siendo una variable, es decir, no responde a la necesidad creativa personal.

El diseñador debe tener mayor demanda dominante, además, debe seguir un proceso, una metodología que respalde su trabajo ya que es difícil educar al cliente para hacerle entender que nuestro objeto de estudio es un producto cognitivo e intangible. Es en este momento cuando nos encontramos en una lucha entre las necesidades de comuncación de los clientes vs las necesidades del cliente. Es necesario educarlo y ayudarlo a crecer.

Además de lo que se ha dicho, el diseñador debe tener un alto espíritu analítico y una conciencia de trabajar de manera interdisciplinaria. Muchos diseñadores terminan por trabajar aisladamente sin ver el contexto en el que se esta desenvolviendo el problema que intentan resolver. Incluso, la influencia cultural es un aspecto de suma importancia que han dejado a un lado e intentan cubrir mediante la tropicalización de los productos. La cultura se está englobando, el diseño debe tomar esto en cuenta.

¿Por qué el diseño no es un arte aplicada?

El diseño se ha confundido muchas veces con el arte, sin embargo, éste último no tiene el proceso prospectivo del diseño, sino el de producción artesanal. En la práctica, el Diseño se afirma e institucionaliza como disciplica autónoma asociada a la producción y respondiendo sintéticamente a todos sus requisitos: técnicos, utilitarios, simbólicos y estéticos, comerciales, industriales, comuniacionales y promocionales.

Esta fue una de las principales discusiones de esta clase, ¿el diseño es arte? ¿sí o no?.

Una de mis compañeras argumentaba que el giro que se le ha dado al arte es más bien de expresión personal, no obstante, hay que tomar en cuenta que este es un concepto muy reciente. También vimos que se puede considerar una necesidad de goce estético, precisamente porque la forma en la que nos acercamos a las cosas es estética, el gusto es parte fundamental, va relacionada con la sensación y la respuesta de aceptación o de rechazo hacia lo que nos rodea.

Múltiples profesiones realizan diseño gráfico, ya sean bocetos, representaciones gráficas, códigos visuales, esquemas, etc. Muchas veces nuestro producto y nuestro proceso también son representaciones gráficas visuales.

Por último, el estilo personal como parte fundamental del diseño fue otra de las discusiones. Personalmente no creo que el estilo sea la fuente del diseño. Ciertamente hay empresas que buscan específicamente el estilo de algún diseñador, buscan vender esa imagen, pero esto no quiere decir que el estilo me va a garantizar la funcionalidad. En pocas palabras, y citando las palabras de mi amiga Vero en la clase anterior, "la estética sirve a la función".

2 comentarios:

Allanfonck dijo...

Muy interesante la postura de Norberto Chaves yo de hecho tuve la oportunidad de asistir a una de sus conferencias en Costa Rica y me resulta muy acertada, aunque claro ciertos grupos de diseñadores no lo tomaron muy bien eso de negar el diseño gráfico como un arte.
Un saludo grande y gracias por el aporte

ADRIAN HIDALGO dijo...

me parece buena su postura pero veo que el se esta enfocando mas en el ambito laboral es decir en venderle al cliente asi como un tipo vendedor un diseñador se deberia de preocupar mas por su trabajo y tambien el diseño es un arte ya que muchos trabajos te hacen sentir emociones